logo



¿Qué es la pérdida auditiva?


Una pérdida auditiva es una sensibilidad reducida a los sonidos que normalmente puede oír el ser humano. Existen distintos tipos y grados de pérdida auditiva que, en la mayoría de los casos, pueden tratarse.

Tipos de pérdida auditiva.

Las pérdidas auditivas pueden ocurrir a cualquier edad y por diferentes razones y por lo general existen tres tipos de pérdida auditiva: pérdida de transmisión, neurosensorial y mixta.

La causa general y más común de una pérdida auditiva es la edad y la sobreexposión a fuertes ruidos. Sin embargo la pérdida auditiva también se puede dar por otras causas.

Grados de pérdida auditiva

Una de cada seis personas mayores de 50 años tiene problemas auditivos y requiere algún tipo de ayuda para la amplificación de los sonidos. La pérdida auditiva va de leve a media, grave y profunda.

Cuando se tiene una pérdida auditiva leve, nuestra capacidad para entender el habla disminuye. Las personas que sufren de una pérdida auditiva profunda no pueden comprender el habla.



¿Por qué debe tratarse la pérdida auditiva?


Nuestra capacidad de oír es indispensable para participar activamente en el mundo que nos rodea: no tratar la pérdida auditiva nos puede llevar con frecuencia al aislamiento social. A veces nos puede afectar tanto mental como físicamente y conducir a abandonar las actividades que se solían hacer y a un deterioro de la relación con amigos y familiares.

Cuanto antes se empiece a enfrentar a la pérdida auditiva, más posibilidades se tendrá de poder retener muchas de las “ imágenes sonoras “ que nos ayudan a entender las situaciones.

Tres pasos para oír mejor:

Diagnóstico: Durante la visita, el audioprotesista determinará el tipo y grado de pérdida auditiva que se padece.

Elija su solución: Una vez establecida la naturaleza de la pérdida auditiva, el audioprotesista dará a conocer los distintos audífonos que se adapten mejor al estilo de vida y pérdida auditiva.

Colocación y adaptación: Una vez que se hayan colocado los audífonos, el audioprotesista los adaptará para ajustarlos a sus necesidades particulares.



Tecnologías Esenciales


BrainHearing: El gran avance en audiología. Es el cerebro el que oye, no los oídos. Los sonidos que recibe en los oídos se transmiten al cerebro, que los transforma en significado. Los audífonos de Oticón ofrecen tecnología BrainHearing diseñada para ayudar al cerebro a interpretar el sonido con menos esfuerzo.

Speech Guard E: Gran reconocimiento del habla . Protege la claridad del habla y los detalles para que comprenda con facilidad lo que se dice incluso en entornos ruidosos. Ayuda a reducir el esfuerzo necesario para comprender el habla y facilita que los usuarios puedan seleccionar hablantes y diferenciar entre ellos. La velocidad de procesamiento garantiza que la audibilidad sea siempre perfecta.

Sonido Espacial: Para localizar la fuente del sonido . Spatial Sound contribuye a la capacidad natural del cerebro de percibir de donde vienen los sonidos incluso en situaciones ruidosas. Esto le ayuda a saber dónde centrar su atención.

Free Focus: Centra la atención en lo más importante . Consiste en una función automática que le ayuda a centrar la atención en los sonidos más importantes. Le ayuda a cambiar de una conversación a otra dependiendo de a cuál quiera prestar atención.

YOUMATIC: Adapta el sonido a sus necesidades. Su forma de oír es tan única como su ADN. Es una herramienta para personalizar sus audífonos según sus necesidades únicas y personales. Utiliza la detección constante del entorno que llevan a cabo los audífonos, junto con un sistema de inteligencia artificial, para personalizar la experiencia sonora en función de sus preferencias.



Connectline:


Conectividad sencilla y totalmente inalámbrica. Connectline, la solución inteligente de conectividad inalámbrica de Oticón, ofrece una conexión directa con teléfonos, televisores o micrófonos remotos. Reproduce el sonido de estos dispositivos directamente en los audífonos, para que usted los escuche con la máxima claridad posible, sin molestar a las personas que le rodean. De este modo, podrá ajustar a voluntad el volumen de cualquier cosa que escuche y disfrutar del sonido directamente en sus oídos, a través de los audífonos.

El sistema inalámbrico funciona con un proceso lo más simplificado posible. Contestar al teléfono móvil es tan sencillo como pulsar un botón. Es facilísimo escuchar el sonido del teléfono por los dos oídos.



Gestión de ruidos:


Reducción del ruido para oír con más claridad, más fácilmente. La Gestión de Ruido no afecta a la amplificación del habla y reduce el nivel de ruido para que la escucha resulte más cómoda en situaciones ruidosas.

En situaciones ruidosas, la Gestión de Ruido reduce los ruidos fuertes e intensos, sin embargo, deja de actuar en cuanto el entorno se tranquiliza o es necesario oír porque hay una señal vocal presente. Un sistema inteligente se encarga de los cambios sutiles, para que el usuario no tenga que hacerlo.

Se eliminan las frecuencias en las que el ruido es dominante, y se amplifican aquellas que, en cambio, contienen información útil e importante.

Leer más